FARALLONES DE CALI

Desde el valle del Cauca, en días sin nubes, mirando hacia el poniente se aprecian los afilados picos azules de los Farallones de Cali, que se levantan casi verticalmente sobre la llanura separando las cuencas del Pacífico y del río Cauca.

Actualmente en el Parque habita un grupo pequeño de indígenas Cholos del grupo Chocó (Emberas), quienes ocupan las partes bajas de los ríos que desembocan en el Pacífico. Animales y plantas se refugian en las densas selvas de aquellas montañas.
  • Localización

En la cordillera Occidental, departamento del Valle del Cauca, jurisdicción de los municipios de Cali, Jamundí, Dagua y Buenaventura.

  • Poblaciones cercanas

Cali, Jamundí, Pance, Pichindé, Peñas Blancas.

  • Área

150.000 hectáreas.

  • Temperatura

Varía según la vertiente en la cordillera y la altura: en la vertiente occidental a bajas elevaciones, la temperatura promedio es de 25°C y en las cimas 5°C. En la vertiente oriental las temperaturas son más elevadas.

  • Lluvias

En la vertiente occidental el mes menos lluvioso es febrero. En la oriental, los meses secos se presentan entre enero, marzo y julio - agosto.

  • Precipitación promédio

En la vertiente occidental la precipitación promedio supera los 6.000 mm anuales, mientras que en la región oriental es de unos 3.000 mm.

  • Vías de acceso

Partiendo de Cali se llega fácilmente a tres zonas del parque:

Al centro de educación ambiental El Topacio, después de 40 minutos de recorrido; a Quebrada Honda, cerca del río Pance, también a 40 minutos, y al río Pichindé y a Peñas Blancas después de 50 minutos. A los paramillos se puede llegardespués de 6 u 8 horas de camino muy escarpado. En tal caso, se recomienda llevar provisiones, abrigos, botas, capa impermeable y equipo completo para acampar.

  • Características generales

Se puede vislumbrar desde el Valle del Cauca y la Costa Pacífica los picos azules de los Farallones de Cali y la imponencia de la Cordillera Occidental que según los científicos, sigue elevándose.

El río Pance se convierte en el guía del visitante hasta la zona de EL Topacio, puerta de entrada al área protegida. Los fines de semana este balneario natural se convierte en el sitio de encuentro de miles de caleños y habitantes de los municipios vecinos.

Existe gran diversidad faunística y vegetación selvática de piso frío donde se encuentran los paramillos con diversidad de vegetación. Hay plantas de clima cálido que han desarrollado raíces tabloides. En clima templado se pueden encontrar robles y musgos.

La diversidad de pisos térmicos que hay en el Parque y que van desde los 200 hasta los 4.100 msnm, facilitan la existencia de innumerables formas de vida. Los Farallones están habitados por varias especies de mamíferos, desde pequeños murciélagos hasta pumas, tigrillos, zorros y osos de anteojos, entre otros. Las aves son las reinas del Parque, se calcula existencia de unas 700 especies algunas de ellas únicas en esa zona.

El parque tiene adecuación de senderos en los Centros de Educación Ambiental Quebradahonda, Topacio y La Teresita, en donde se desarrollan programas de interpretación ambiental y ecoturismo. También se apoyan programas comunitarios de conservación con las comunidades vecinas del parque, que van desde el trabajo con Proyectos Ambientales Escolares "PRAES" hasta la planificación de predios y el impulso a la conformación de grupos de interés.

Además de los senderos y como plan para caminantes consumados, están el cerro Pico de Loro, Pico Pance, Corea, Pico de Águila, La Cascada, Topacio, Quebradahonda, La Teresita, Queremal y Jamundí, entre otros.

  • Hidrografía

El parque cuenta con una riqueza hidrográfica en las vertientes del Pacífico y del Cauca que, además de proveer agua a los principales centros poblados y acueductos veredales de los municipios de Cali, Jamundí y Dagua, le permite alimentar dos represas (embalses del Alto y Bajo Anchicayá) para generación de energía eléctrica en interconexión con líneas nacionales e internacionales de distribución en el país. Se destacan porciones de cuencas importantes como las de los ríos Cali, Pance, Meléndez, Claro y Jamundí. En el sector del Pacífico se destacan las cuencas de los ríos Anchicayá (el río más largo del parque), Raposo, Cajambre, Yurumanguí y Naya. Estos ríos son navegables y el uso de sus aguas es de consumo doméstico para las comunidades locales, exceptuando unos pocos donde también se realizan extracciones mineras.

  • Fauna y flora

Los Farallones están habitados por varias especies de mamíferos, desde pequeños murciélagos hasta pumas, panteras, tigrillos, zorros y osos de anteojos. Sobresalen también los marsupiales; cinco especies de primates (mico maicero, mono colorado, chongo, marteja o mico de noche y marimonda); osos hormigueros, perezosos, ardillas, conejo sabanero, nutrias, pecaríes, tatabro, venados, guaguas, guatines, armadillos, cusumbos.

En las zonas más bajas del Parque, entre los 200 y los 1.000 m, hacia la zona del Pacifico, se encuentra la selva húmeda con árboles hasta de 40 m de altura. En el sotobosque se desarrollan hierbas de gran porte, hay profusión de lianas y bejucos leñosos, así como plantas epífitas. Algunas especies características son cargadera, peine mono, gualanday, jigua, aguacatillo, sande, guabo dormilón, cacao silvestre, araño, sirpo y helechos arborescentes. Entre las palmas de este bosque se destacan el taparín, la zancona, la barrigona y las palmas de cera. El Parque ha identificado la presencia de 108 especies de plantas importantes por encontrarse amenazadas a nivel nacional, por su rareza o endemismos. Algunas de ellas son el roble común, el roble negro, el comino crespo, una violeta de flores rosadas, el alma negra.

  • Sitios de interés

Quebrada Honda. Senderos Interpretativos. Río Pichindé. Cascada de 130 mts de altura en el Centro de Educación Ambiental El Topacio. Queremal, a 50 kms por la vía a Buenaventura. Desde los paramillos, en días despejados, se aprecia el Océano Pacífico hacia el oeste y el Valle del Cauca y la Cordillera Central hacia el este.

  • Infraestructura

En el centro de educación ambiental El Topacio y en Quebrada Honda hay zona de campamento con servicios completos, con capacidad para 50 personas. No se consiguen alimentos preparados.

  • Recomendaciones

Llevar todos los alimentos necesarios. Botiquín de primeros auxilios, repelente contra insectos, ropa adecuada para la región que se va a visitar (tierras bajas o alta montaña), elementos necesarios para acampar, linterna, pilas y cámara fotográfica. Desde los paramillos, en días excepcionalmente despejados, se aprecia el Océano Pacífico hacia el oeste, y el valle del Cauca y la cordillera Central hacia el este. Y no olvide no deje basura y no contamine las fuentes de agua así como no destruya la naturaleza.

¡NO MÁS OSOS DE ANTEOJOS ASESINADOS!

El problema ambiental no es una cuestión de interés sino de cultura. Muy tristes e indignados nos encontramos ante semejante bajeza... y la ley colombiana inexistente, ineficiente e indiferente ante nuestros recursos naturales... ¿Hasta cuándo? hasta que ya no quede nada que conservar abriremos los ojos!

#conservemosnuestrososos