LOS FLAMENCOS

Entre la orilla del Caribe y el bosque seco del noroeste de la Guajira, el Santuario de Fauna y Flora de Los Flamencos abarca un territorio de lenguas de arena y de lagunas costeras alimentadas por arroyos y estacionalmente comunicadas con el mar. Sus cuatro ciénagas costeras, altamente productivas, ofrecen las condiciones apropiadas para la vida de una interesante comunidad biológica.

La quietud de los cielos azules y despejados de la península de la Guajira, zona desértica del nororiente colombiano, se ve interrumpida por arreboles de un rosado intenso que se disuelven en espirales sobre las lagunas del Santuario, se trata de bandadas de flamencos, aves altas y esbeltas, cuyo plumaje rosado fue, para los egipcios, la definición del color rojo. Los inmensos playones que extienden su manto blanco sobre buena parte del área protegida son el lugar de desove de tortugas marinas y no es raro encontrar en ellos una que otra enramada de hoja de palma, donde los Wayús guindan sus coloridas hamacas.
  • Localización

Litoral Caribe en el Departamento de la Guajira, en jurisdicción del municipio de Riohacha.

  • Poblaciones cercanas

Riohacha, Camarones, Dibulla.

  • Meses secos

Diciembre a Abril, Julio a Agosto.

  • Meses lluviosos

Mayo y Octubre.

  • Temperatura

Promedio de 27°C.

  • Precipitación promédio

800 a 1.000 mm. anuales.

  • Área

7.682 hectáreas.

  • Vías de acceso

Después de veinte minutos de viaje por la Troncal de Caribe, desde Riohacha en dirección Santa Marta, se llega al desvío que conduce después de un par de kilómetros, al caserío de Camarones. Desde allí se toma una trocha de tres kilómetros hacia el litoral hasta llegar a la Boca, donde se encuentra el centro administrativo del Ministerio del Medio Ambiente (División de Parque Naturales). En carro particular y en transporte público se puede llegar a la Boca.

  • Características generales

El Santuario tiene cuatro ciénagas costeras que cubren 7.682 hectáreas, las cuales conforman una comunidad biológica compuesta principalmente de algas, moluscos, crustáceos y peces. Durante la época de lluvias suben los niveles de las aguas, las ciénagas se comunican con el mar y los camarones peinados migran masivamente para su reproducción. En el Santuario encontramos crustáceos como la jaiba y la Artemia salina, así como una gran variedad de aguas acuáticas residentes y migratorias.

Al parecer este territorio estuvo habitado antes de la conquista por Guanebucanes, de la familia lingüística Arawak. Pueblo agricultor, pescador y navegante que construyó sus poblados cerca del mar y de las orillas de los grandes ríos.

Las cuatro ciénagas costeras separadas del mar por barras, que hacen posible la vida de los flamencos, las bellas aves de plumaje rosado que le dan nombre al Santuario, estas son Ciénaga de Manzanillo, Laguna Grande, Ciénaga del Navío Quebrado y la Ciénaga de Tocoromanes.

El atractivo fundamental son los Flamencos y sus espectaculares nidos construidos en barro, que alcanzan alturas hasta de 60 cm.; el apareamiento ocurre en Marzo y el empollamiento, según los pescadores de la región, en abril y mayo.

  • Fauna

En el Santuario existe una rica variedad de fauna entre la que podemos resaltar zainos, osos hormigueros, venados, tigrillos, zorros y una extensa variedad de aves estuarinas y continentales, entre las que sobresalen el flamenco y el rey guajiro. En el sector donde se encuentra cobertura vegetal de tipo manglar se pueden encontrar mamíferos de poca movilidad como roedores, carnívoros, marsupiales y primates; donde prevalece la vegetación seca se puede encontrar roedores, marsupiales y algunos carnívoros como el zorro chucho y la comadreja.

  • Flora

Bordeando los estuarios, se encuentra una vegetación diversa compuesta por varias especies de mangle. El resto del área está dominada por la vegetación adaptada a condiciones de sequedad, con predominio de trupillo, dividivi, cardón, tunas y espinito blanco y colorado. Así mismo, hay áreas de rastrojo bajo donde se pueden encontrar algunas hierbas y bosques naturales muy raros y bajos, complementados con algunas zonas desprovistas de vegetación.

  • Hidrografía

El Santuario consta de una planicie costera que no supera los cinco metros sobre el nivel del mar y está conformada por valles de fondo plano drenados por arroyos que aportan el agua dulce a las pequeñas lagunas costeras. Hay cuatro ciénagas separadas del mar por barras de arena: Ciénaga de Manzanillo, Laguna Grande, Ciénaga de Tocoromanes y la Ciénaga del Navío Quebrado, la mayor de todas, en cuyo sector desembocan varios arroyos, formando un pequeño delta pantanoso.

  • Infraestructura

El Santuario cuenta con un restaurante donde los visitantes pueden disfrutar comida típica de la región combinada con el toque de sabor indígena Wayuu. Existe una zona de camping con capacidad para 10 carpas, cinco (5) cabañas, una con acomodación doble y las cuatros restantes con camarotes para cuatro personas respectivamente y kiosco hamaquero con espacio para 15 hamacas.

  • Recomendaciones

Llevar líquidos para las caminatas largas, alimentos con bastantes calorías, botas, pantalón largo, camisa de manga larga y ante todo no dejar basura y no dañar la vegetación nativa ni extraer plantas ya que esto afecta en gran manera el ecosistema del lugar.

¡NO MÁS OSOS DE ANTEOJOS ASESINADOS!

El problema ambiental no es una cuestión de interés sino de cultura. Muy tristes e indignados nos encontramos ante semejante bajeza... y la ley colombiana inexistente, ineficiente e indiferente ante nuestros recursos naturales... ¿Hasta cuándo? hasta que ya no quede nada que conservar abriremos los ojos!

#conservemosnuestrososos