CARPANTA

La reserva Biológica de Carpanta está cubierta principalmente por selva húmeda. Su localización, a sólo 80 kilómetros de la capital, y la destrucción de casi todos los hábitat similares en cercanías de la misma, así como la intensa explotación forestal de los relictos de bosque presentes en la cuenca del río Guavio, aceleraron la decisión de protegerla.

La Fundación Natura propuso a la EAAB el manejo conjunto de los predios como una Reserva Natural, lo cual se cristalizó con la firma de un convenio en 1987. De esta manera nació con un área de 1.200 hectáreas lo que hoy se conoce como Reserva Biológica Carpanta, una de las pocas Reservas naturales privadas en Colombia. Su administración y manejo están a cargo de la Fundación Natura, institución para la cual éste es un proyecto piloto en el manejo de áreas silvestres protegidas. Ambos predios forman además una unidad de conservación que colinda con el Parque Nacional Natural Chingaza.
  • Localización

La Reserva Biológica Carpanta se sitúa en la culminación de la vertiente este de la Cordillera Oriental, entre alturas de 2.340 y 3.340 msnm, de cara al valle del río Negro, que forma una de las más importantes subcuencas del río Guavio, cuyas aguas hacen parte de la gran cuenca del Orinoco. Se encuentra ubicada en jurisdicción del municipio de Junín, en el departamento de Cundinamarca, al nororiente del Parque Nacional Natural Chingaza, con el que comparte un límite de cuatro kilómetros.

  • Poblaciones cercanas

Junín, La Calera, Guasca.

  • Área

1.200 hectáreas.

  • Clima

El clima de las altas montañas tropicales está caracterizado por cambios cíclicos diarios de los factores climáticos, en contraposición con una relativa constancia de los mismos a lo largo del año. En estas regiones, la amplitud de la variación diaria de temperatura es en grados centígrados entre 3 y 10 veces mayor que la variación promedio entre el mes más cálido y el más frío. De otra parte, la presencia de una gran nubosidad y el movimiento ascendente de masas de aire y neblinas causados por el calentamiento de las partes bajas de la atmósfera, tienen una gran incidencia en la luminosidad y cantidad de energía radiante en tiempos de lluvia, mientras que durante las épocas secas disminuye, predominando los cielos claros. Por encima de los 3.000 msnm, los valores medidos de temperatura oscilan alrededor de los 10º C, y los rangos diarios promedio son de 15º C en el límite entre el bosque y el páramo.

A nivel local, el clima está determinado por la presencia de fuertes gradientes topográficos o altitudinales, que determinan una disminución de la temperatura del aire, de aproximadamente 0,6º C por cada 100 metros de elevación. A lo largo del año, la lluvia es el factor que más varía, pues depende más de las condiciones geográficas que de particularidades locales.

El régimen de lluvias de tipo ecuatorial predominante en la ladera oriental de los Andes tropicales, de cara a los Llanos Orientales, presenta un patrón mono modal con una estación pluviométrica muy marcada. Por encontrarse de frente a la influencia de los vientos, al elevarse las masas de aire cargadas de humedad, descargan grandes cantidades de lluvias, constituyéndola en una de las zonas más lluviosas de los Andes colombianos. Los meses de diciembre a febrero son los de menores lluvias totales.

En esta vertiente, la máxima precipitación se ha registrado en el área de Villavicencio, con más de 4.000 mm anuales. En Chingaza, en la misma vertiente y por encima de los 3.000 msnm, la precipitación se sitúa entre los 1.600 y 2.900 mm en la estación de Chuza, siendo una de las más altas de la región.

  • Vías de acceso

Carpanta está ubicado a una hora por carretera al nororiente de Bogotá por la vía La Calera - Chingaza. Para el acceso es necesario atravesar el Parque Natural Chingaza.

  • Características generales

La Reserva se caracteriza por una densa red hídrica compuesta por seis quebradas: Golpe de agua, Carpanta, La Playa, Coguay, El Broche y Pichonera, y un gran número de pequeños drenajes, muchos de ellos estacionales. Estas se localizan en su mayoría sobre la ladera disectada con pendientes desde el 10% al 21% y corren en dirección SO-NE con un patrón de orientación paralelo a la pendiente, aunque las quebradas Carpanta y El Broche lo hacen en dirección S-N. Las quebradas Carpanta, Playas y Golpe de agua alcanzan longitudes entre 4 y 5,89 kilómetros, siendo las de mayor longitud y las que marcan los límites naturales de la Reserva. Los nombres de las quebradas que están citados, son con base en la toponimia de los campesinos del área.

En el páramo hay seis lagunas y varios pantanos con áreas entre 800 y 1.500 m2. En la parte baja, dentro del bosque, se encuentran la laguna El Soche y la laguna Larga, con áreas similares y numerosas turberas pequeñas, resultantes de la colmatación de antiguos cuerpos de agua similares.

  • Flora y fauna

Carpanta alberga un complejo de comunidades bióticas, que debido a la influencia humana fuera de la Reserva a nivel regional se encuentran bastante amenazadas. Como resultado, en esta pequeña área se protege una considerable diversidad de flora y fauna andina en unos pocos tipos fisionómicos de vegetación. El valor principal de la Reserva radica en que contiene bosques que en gran parte no se han explotado y representan formaciones florísticas típicas del ecosistema alto andino. Investigaciones adelantadas sobre la flora de la Reserva demuestran, por ejemplo, la presencia de unas 70 especies de plantas, con un patrón general de disminución en la riqueza a nivel de familias y especies a lo largo del pequeño gradiente altitudinal.

En el sector de la cabaña Siete cuerales, por ejemplo, entre 2.350 y 2.390 msnm, en un muestreo realizado en un décimo de hectárea para plantas con diámetro a la altura del pecho (DAP) superior a 2,5 cm, se encontraron 36 familias (dominan Lauraceae, Rubiaceae Composítae, Melastomataceae, Euphorbiaceae y Ericaceae) y el número de especies se situó entre 74 y 82, con una dominancia numérica de los géneros Faramea, Cusareas, Palicourea, Hedyosmun, Brunellia, Clusia, Weinmannia y Biiia.

En la parte alta de la Reserva (sector Dunning) entre 2.800 y 2.900 msnm en un muestreo equivalente, el número de familias fue de 23 (dominando Myrsinaceae, Guttiferae, Melastomataceae y Aquifoliaceae) y el número de especies se situó entre 44 y 50 con una dominancia de Chusquea, Geonoma, Weinmannia, Hedyosmun, Scheflera, Miconia, Arclísía y Ocotea entre otras.

La flora del páramo en Carpanta no ha sido estudiada. Existen formaciones del sub páramo antrópico y páramos verdaderos dominados por Chusquea tesaliata, característicos de las vertientes atmosféricas húmedas. En estas formaciones vegetales sobresale la presencia de los frailejones Espeletia kiiipi y en especial de Espeletia uríbeíi, endémico regional.

Carpanta contiene una muestra típica de la fauna de las formaciones altoandinas (2.600 msnm) de la vertiente este de la Cordillera Oriental en Cundinamarca, por encima de los 2.500 m, aunque algunas especies se encuentran muy disminuidas o ya no están presentes. Presumiblemente existió en la zona la Danta de Páramo. Otra especie, con presencia comprobada, pero muy escasa, es el Oso de Anteojos; otras presentan claros signos de recuperación, como el venado de páramo. Además se encuentran el Zorro Gris de monte, los cusumbos y guaches, el Ulamá y el Tinajo más un gran número de pequeños mamíferos.

La avifauna de la Reserva está compuesta por 156 especies, entre las cuales sobresalen aves típicas del suelo del bosque y ocasionalmente en áreas abiertas, como la, los aguardienteros y las correlonas, esta última registrada por primera vez en este sector de la Cordillera Oriental. En la parte alta y media del bosque se destacan las pavas, los azulejos de montaña, las tángaras, el Clarinero, los paletones, el Periquillo endémico regional, los, el Picaflor Collarejo y el Picaflor de Patas Emplumadas. Los anfibios no han sido estudiados en la Reserva.

  • Infraestructura

El centro de visitantes Estación Sietecuerales en la parte baja de la reserva.

  • Recomendaciones

Llevar todos los alimentos necesarios. Botiquín de primeros auxilios, repelente contra insectos, ropa adecuada para la región que se va a visitar (tierras bajas o alta montaña), elementos necesarios para acampar, linterna, pilas y cámara fotográfica. Y no olvide no destruya la vegetación y no contamine las fuentes de agua.

ANTES QUE SEA TARDE

¡Un problema que nos afecta a todos!

EL PÁRAMO

Carlos Vives - Conservación Internacional