RAUDAL DEL YURUPARÍ

Yuruparí y Jirijirimo son los dos raudales más espectaculares de la selva amazónica colombiana.

Yuruparí nombre que recuerda la leyenda épica mas importante de la selva colombiana y que se relaciona a iniciaciones y bailes en los cuales las mujeres no pueden estar presentes, ya que corresponde a un mito que representa el cambio del matriarcada al patriarcado en las comunidades indígenas del Vaupés.

Este imponente escalón rocoso de cinco a seis metros de altura que rompe la corriente del río de orilla a orilla, es una maravilla natural que vale la pena visitar y conservar. Acercarse al raudal por su parte baja es bastante peligroso, pero la pesca es muy abundante ya que los peses que remontan el río son detenidos por el raudal, aunque algunos logran pasar y este espectáculo es digno de apreciar.
  • Localización

En el curso medio-bajo del río Vaupés, site horas arriba de Mitú. Pocos kilómetros antes irrumpe otro raudal llamado Pucarón.

  • Poblaciones cercanas

Mitú, la capital de Vaupés.

  • Clima

Tropical húmedo como corresponde a la selva amazónica. La temperatura promedio es de 26ºC a 28ºC.

  • Acceso

A Mitú se llega por avión desde Bogotá; luego se toma una lancha que en un término de siete horas lleva al visitante al raudal.

  • Características generales

El conjunto total del raudal mide unos doscientos metros; la cascada propiamente dicha alcanza de cinco a seis metros de altura.

  • Infraestructura

A orillas del Yuruparí se levanta un internado de la misión católica donde son muy amables con el visitante y hay posibilidad de hospedaje y alimentación.

  • Recomendaciones

Para acampar debe llevarse el equipo apropiado. Vacunarse contra fiebre amarilla y tétano, llevar botiquín de primeros auxilios que incluya suero antiofídico polivalente, y antidiarreico. Además llevar botas de caucho, ropa de algodón, camisas de manga larga, impermeable, linterna, sombrero, protector solar, repelente contra insectos. No llevar enlatados ni elementos no perecederos que generen desperdicios y contaminación. Y no olvide no deje basura y no contamine las fuentes de agua así como no destruya la naturaleza.

ANTES QUE SEA TARDE

¡Un problema que nos afecta a todos!

EL PÁRAMO

Carlos Vives - Conservación Internacional