SELVA DE FLORENCIA

El Parque Nacional NaturalSelva de Florencia constituye el último fragmento de bosque pluvial andino o selva andina en esta parte de la cordillera central. El parque sirve de cuna a innumerables corrientes de agua que permiten, entre otros beneficios, la producción de energía eléctrica para toda la región.

Este nuevo Parque Natural, ubicado sobre la vertiente oriental de la Cordillera Central, a una altura de entre 1.700 y 2.300 metros sobre el nivel del mar, tiene un área de influencia que se extiende hasta las cuencas hidrográficas de los ríos La Miel y Samaná Sur.
  • Localización

El Parque Nacional Natural Selva de Florencia se localiza sobre la vertiente oriental de la Cordillera Central, al oriente del departamento de Caldas, en zona limítrofe de los municipios de Samaná y Pensilvania. Su área de influencia se enmarca en las cuencas hidrográficas de los ríos La Miel y Samaná Sur.

  • Poblaciones cercanas

Samaná y Pensilvania.

  • Área

10.019 hectáreas.

  • Temperatura

Oscila entre los 17 y 22 grados centígrados.

  • Vías de acceso

Por la autopista Medellín - Bogotá se llega al municipio de La Dorada (Caldas) en donde se tiene acceso a la ruta Dorada - Norcasia - corregimiento de Florencia (con duración de cuatro horas). En el corregimiento de Florencia (Samaná, Caldas), se encuentra la sede administrativa del Parque.

  • Características generales

De las 10.019 hectáreas que componen la nueva reserva, 6.038 hectáreas corresponden a bosque natural primario. El área se caracteriza por una exuberante vegetación que permite un rápido crecimiento, regeneración y presencia de gran diversidad de especies de flora y fauna.

Por tratarse de un relicto aislado de la cadena principal de los Andes centrales, perteneciente a la provincia biogeográfica de Chocó-Magdalena, muestra un grado apreciable de endemismos y especies amenazadas. Los elementos biológicos de esta área tienen afinidad clara con los del Alto Sinú, Alto San Jorge y Chocó. También es una zona de intercambio de elementos del Alto Valle del Magdalena y elementos cisandinos. La existencia de elementos de flora y fauna característicos de tierras bajas y subandinas, que conviven con elementos típicos de tierras altoandinas, contribuye a resaltar la singularidad de esta selva y a aumentar su interés científico.

La región se caracteriza por las altas precipitaciones (superiores a 7.000 mm por año), las cuales superan ampliamente la evapotranspiración, con un exceso total de agua superior a los 5.500 mm/año. Las altas precipitaciones históricas generan una gran red hidrográfica que ha permitido la identificación de al menos 14 proyectos hidroeléctricos y que determinan la existencia en la región de 2 cuerpos de agua de magnitud considerable: la represa La Miel I y la Laguna de San Diego. La distribución de las lluvias a través del año, que determinan la ausencia de períodos secos marcados, constituye la ventaja comparativa de la región para el desarrollo de los proyectos hidroeléctricos.

El Parque Nacional Natural Selva de Florencia alberga en su interior a 69 familias campesinas, (225 personas) distribuidas en 13 veredas de las 24 que conforman el Parque, algunas veredas están totalmente dentro del parque otras parcialmente, estas familias culturalmente se dedican a labores de producción agropecuaria no tecnificada, carecen de servicios de educación, salud y saneamientos básicos, además se debe tener en cuenta que la dinámica poblacional varia de manera constante debido a la problemática de desplazamiento forzoso que se ha presentado en la jurisdicción de los dos municipios donde se encuentra localizado el parque.

  • Sitios de interés

Algunos de los paisajes más sobresalientes en el Parque Selva de Florencia el cerro de Mocorongo ubicado en la vereda el Paraíso (sector Pensilvania) ya que es uno de los sitios de mayor altitud (2350 m.s.n.m) y constituye la estrella hídrica del Parque, divisoria de aguas entre las cuencas de los ríos La Miel y Samaná Sur.

Sierra Morena (Vereda La Bretaña, sector de Florencia) en donde se ubica el nacimiento y bocatoma abastecedora del acueducto del Corregimiento de Florencia.

Charco de San Lucas (vereda San Lucas, sector Florencia) sitio con mayor facilidad de acceso.

  • Flora y fauna

En lo que respecta a biodiversidad, el total de especies de flora encontradas fue de 240, las cuales se distribuyen en 71 familias y 147 géneros.

De acuerdo con las Listas Rojas Preliminares de Plantas Vasculares de Colombia del Instituto de Investigaciones de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, las especies de los géneros Nectandra, Aniba y Ocotea, presentan un comportamiento fenológico muy especial, el cual dificulta su regeneración natural o artificial. Esta condición, asociada a la explotación intensa por su valor comercial como especies maderables, las convierte en especies de alto grado de amenaza de extinción.

Las palmas del género Wettinia, son las más abundantes en la zona y su grado de amenaza nacional está determinado por su escasa distribución, lo que convierte a la Selva de Florencia en un importante refugio natural para este género de palmas. Su capacidad de regeneración en la zona es muy alta, lo cual podría permitir en algún momento la extracción de plántulas para repoblamiento de otras zonas. De manera general, se observa una gran capacidad de regeneración de la vegetación.

Más de 42 especies de mamíferos y se han llegado a cuantificar 52 especies de anfibios y reptiles por km2, de los cuales 11 están amenazadas. La presencia de anfibios raros de la selva le da una importancia especial; 58% de las ranas colectadas en la selva representa 5% de las ranas endémicas de Colombia. Además se identificó un nuevo género de la familia Dendrobatidae y se describió un nuevo género de monotipo de ranas endémico en la región (Atopophyrnus symantopus). La información disponible sugiere que esta selva puede ser la segunda localidad más rica en especies del genero Eleutherodactylus

Respecto de las aves, que constituyen uno de los grupos taxonómicos más relevantes de la selva, se han identificado 231 especies, pertenecientes a 38 familias. De las especies registradas 3 se consideran como especies endémicas de Colombia, 5 como casi endémicas y 9 se encuentran en alguna categoría de amenaza. Llama la atención la presencia de algunas aves cuyo rango de distribución y reportes son muy escasos en Colombia, y no se habían reportado para la cordillera central o para el departamento de Caldas.

  • Infraestructura

No existe infraestructura para alojamiento pero puede acamparse en condiciones rústicas. En las poblaciones y veredas cercanas se puede conseguir hospedaje.

  • Recomendaciones

Llevar botiquín de primeros auxilios. Ropa apropiada para clima frío, botas, capa impermeable y equipo completo para acampar. Deben llevarse todas las provisiones. Y no olvide no destruya la vegetación y no contamine las fuentes de agua.

ANTES QUE SEA TARDE

¡Un problema que nos afecta a todos!

EL PÁRAMO

Carlos Vives - Conservación Internacional