CIUDAD DE TUNJA

Cuando Inés de Hinojosa envenenó a Jorge Voto y a Pedro de Rivera, y después, por estos crímenes, fue colgada en la Calle del Árbol, Tunja era una ciudad llena de leyendas y de maravillas artísticas. Los hermosos templos de que hoy hace gala ya estaban entonces construidos o en construcción, y en todos ellos los fieles rezaron por el alma de la gran pecadora, que tanto les había dado en qué ocuparse a las buenas y a las malas lenguas.

Siglos antes, Hunza, la, capital de los dominios del Zaque, la gran rival de Bacatá, constituyó centro de fuerte influjo en una vasta región del reino chibcha. La conquista arruinó y desapareció la importante cultura de los Hunzas, y en su lugar erigió, en el contexto religioso, hermosas obras de arte arquitectónico, pictórico y estatuario, que consagraron a los tunjanos como devotos de la religión del arte.

Así, entre otros, la Iglesia de Santo Domingo y la capilla del Rosario; los espléndidos escudos de las antiguas casas señoriales; la portada de la Catedral; la Iglesia de San Francisco y la estatua del Santo; el Pozo de Donato; la Fuente de Aguayo; la Iglesia de Santa Bárbara y los cojines del Zaque.
  • Localización

Capital del departamento de Boyacá, en la Cordillera Oriental, a los 05º 32’ 1” de latitud norte y 73º 22’ 04’ de longitud oeste, a 2.715 m. sobre el nivel del mar. Distancia de Bogotá 135 kilómetros.

  • Patrimonio nacional

El centro histórico de Tunja fue declarado Patrimonio Nacional en 1959; la Casa Cultural Gustavo Rojas Pinilla, en 1986; La Plaza de Mercado en 1990.

  • Población

205.000 Habitantes.

  • Características generales

· CENTRO HISTORICO

No obstante la incontrolada invasión de construcciones modernas, nada armónicas con la arquitectura colonial, Tunja posee uno de los mas hermosos centros históricos del país, formado alrededor de la bellísima Plaza de Bolívar, corazón de la ciudad, ubicada entre las calles 6ª, norte, y 7ª sur, y las carreras 3ª, oriente, y 4ª, occidente.

Contiguas a la Catedral, la casa cural, conocida como La Atarazana, con arcos y columnas de estilo sevillano, y la del fundador, Gonzalo Suárez y Rendón, convertida en museo.

Construcción de dos pisos, hecha hacia 1560, con pronunciada influencia del mudéjar andaluz, que conserva en su interior los muebles de la época, y asombrosos artesonados y frescos con dibujos de flora y fauna.

Completan el Centro Histórico de Tunja otras bellas casas coloniales, como la del escribano Juan de Vargas, con frescos en el techo que los expertos han calificado como “únicos en Latinoamérica”; la del presbítero don Juan de Castellanos, autor del más extenso poema en la historia de la literatura; la de don Jerónimo de Holguín, y la del capitán Luis Mancipe, una de las joyas deslumbrantes en nuestra corona arquitectónica colonial.

La Catedral, hecha en estilo gótico mudéjar, es la más antigua de las catedrales colombianas y una de las más antiguas de América. Fue construida por el maestro Bartolomé Carrión entre 1598 y 1600.


· SANTO DOMINIO Y EL ROSARIO

La primera y definitiva impresión que este templo imponente deja en quienes lo visitan, es la de que fue pensado para servirle de marco a la Capilla del Rosario. En eso estriba la grandiosa originalidad de Santo Domingo: el templo es el marco y la capilla el cuadro.

El templo de Santo Domingo, concluido hacia 1568, en estilo barroco, acompaña al claustro, de estilo mudéjar, y se compone de una nave amplia y dos laterales, estrechas y más bajas, que contienen las capillas de la Virgen de Nuestra Señora del Rosario, considerada una obra maestra del barroco americano, y la de la Virgen de la Antigua, cuya imagen, en un pequeño cuadro moldurado con incrustaciones de porcelana ilustradas con dibujos chinescos, reposa sobre un altar dorado.

La Iglesia de Santo Domingo ofrece a la contemplación de los fieles turistas cuadros del maestro Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos que muestran aspectos de Santa Catalina, Santo Domingo y San Francisco. No es el menor de los atractivos de Santo Domingo la magnífica estatua del Judío Errante, a la que los tunjanos de la Colonia, y aun los de la República, le atribuían la facultad de hablar para pedirles a los legos que compartieran con él sus alimentos.

La Capilla del Rosario es el fruto de un legado del regidor y capitán García Arias Maldonado, quien al fallecer en 1568 destinó en su testamento los dineros para construir en el templo de Santo Domingo una capilla consagrada a Nuestra Señora del Rosario, donde debería sepultársele, al pie de la puerta.

La Capilla fue construida a partir de 1569 por el pintor quiteño Fray Pedro Bedón, que hizo de ella una de las expresiones más notables del arte colonial americano. Los quince misterios del Rosario fueron tallados en bajorrelieve, y dentro del camarín el artista Roque Amador esculpió la estatua de la Virgen.

LA HORA DEL PLANETA 2017

CADA AÑO SOMOS MÁS... TÚ TAMBIÉN SUMAS!!

¡NO MÁS OSOS DE ANTEOJOS ASESINADOS!

El problema ambiental no es una cuestión de interés sino de cultura. Muy tristes e indignados nos encontramos ante semejante bajeza... y la ley colombiana inexistente, ineficiente e indiferente ante nuestros recursos naturales... ¿Hasta cuándo? hasta que ya no quede nada que conservar abriremos los ojos!

#conservemosnuestrososos

Medidas de prevención frente a fiebre amarilla

El Ministerio de Salud y la Aeronáutica Civil, emitieron el primero de marzo pasado la Circular 0014, en la que señalan unas directrices para el control de la fiebre amarilla y de la exigencia de certificación internacional o carne nacional de vacunación.

Es importante señalar que la exigencia de la vacuna contra la fiebre amarilla, para algunos destinos en el país no es algo nuevo, aunque la circular introduce algunas modificaciones en cuanto a los zonas de alto riesgo. En este sentido es importante tratar de minimizar el nivel de preocupación que esto ha generado para no crear una alarma innecesaria. Leer más...