TAMÁ

El Parque Natural Tamá se localiza en la zona suroccidental del Macizo del Táchira, en la zona fronteriza colombo - venezolana, dónde se desprende la Serranía de Mérida, sistema montañoso de la hermana República de Venezuela. La geología de la región hace parte del Macizo de Santander, se compone de rocas metamórficas de edad paleozoica y de areniscas, formadas bajo el mar durante el Cretásico.

En el Parque Tamá existen paisajes llamativos y diversos como el páramo, el bosque de niebla, cascadas, caminos reales antiguos, cadenas montañosas. Una elevada cascada de más de 820 metros de alto es uno de los principales atractivos del Parque, ya que está entre las más altas del mundo.
  • Localización

Municipios de Herrán y Toledo (Norte de Santander), en límites con el Parque Natural Tamá de Venezuela (Estado de Apure y Táchira).

  • Poblaciones cercanas

Pamplona, Cúcuta, Ragonvalia, Herrán y Toledo.

  • Área

48.000 hectáreas.

  • Temperatura

Se calcula alrededor de los 25°C en las vegas del río Margua y 6°C en las cimas del parque.

  • Meses secos

Entre enero y febrero.

  • Meses lluviosos

Entre junio y julio.

  • Precipitación promédio

Mayor de 3.000 mm anuales en zonas inferiores y decrece con la altitud hasta los 1.000 mm en zona de páramo.

  • Vías de acceso

Partiendo desde la ciudad de Cúcuta puede tomarse la ruta San Antonio (Venezuela), Rubio, Las Delicias, Tabor, Villa Páez, Betania y Palma Sola. También puede tomarse una carretera desde Herrán hasta el poblado venezolano de Palma Sola (Betanía) y a partir de allí, a caballo o a pie (media hora), un camino que conduce a la cabaña de Orocué, donde queda el centro administrativo del parque.

Sin pasar por territorio venezolano se toma un desvío, de la carretera que de Herrán conduce a Palma Sola, para llegar hasta unas haciendas lecheras. A partir de allí se debe caminar o montar a caballo para llegar al parque, después de un recorrido de unos 40 minutos.

  • Características generales

El área del parque es de relieve quebrado y montañoso, con alturas que oscilan entre los 350 metros, en la margen izquierda del río Margua, y los 3.400 metros, en el páramo de Santa Isabel. Tiene temperaturas calculadas entre unos 25 grados centígrados en las vegas del río Margua y unos 6 grados en las cimas más elevadas del parque.

La biota del parque incluye un clima de selva húmedo del piso térmico cálido tropical, bosque húmedo de zona templada, bosque templado de clima frío, y páramo. Posee un régimen unimodal de precipitaciones; los meses de mayor pluviosidad son junio o julio y los de menor intensidad son enero o febrero.

El potencial hídrico que se produce en el Parque Nacional Natural Tamá es de interés para el desarrollo económico y social de los Departamentos de Norte de Santander y Arauca en Colombia y de los Estados de Táchira y Apure en la República Bolivariana de Venezuela.

La red hidrográfica del Parque Nacional Natural Tamá, que drena hacia la vertiente de la cuenca del Lago de Maracaibo ( río Táchira que en su parte alta recoge aguas de la quebrada Orocué, La Pedrera, La Colorada y Agua Blanca) y la vertiente de la cuenca del Orinoco (El río Oirá que sirve de límite entre los dos países desde muy cerca de su nacimiento hasta el hito de la Garganta, recibe las afluentes como la quebrada la Conquista, río Oeste, río Verde, río San José, quebrada la Garganta. En el sector Occidental del Parque nacen importantes ríos y quebradas como el río Jordán, río Talco, río San Lorenzo los cuales vierten sus aguas al río Margua, y que corresponden a la cuenca del Orinoco.

El complejo hídrico del Parque Nacional Tamá beneficia a las comunidades en actividades agropecuarias y en el abastecimiento de agua para los acueductos veredales y municipales, y suple la demanda de más de 2.000.000 de habitantes localizados en territorios de los Estados de Apure y Táchira en Venezuela y de los departamentos de Norte de Santander, Boyacá y Arauca.

  • Flora y fauna

Dentro de los mamíferos mas notables del Parque Natural Tamá figuran: el oso negro, animal totémico de los Tunebos; el piro, el marsupial, los venados, las lapas, el chiguiro, el zorro perruno, el chácharo, el báquiro o cafuche, el ratón de agua, la nutria, la danta, el león amapolo, el mapuro, el oso hormiguero, las faras y el ratón silvestre endémico.

Dentro de sus especies de aves se encuentran: el gallito de roca, el colibrí de páramo, la gallineta de monte, el perico multicolor y el carpintero real entre otros.

En el páramo encontramos comunidades vegetales dominantes como los matorrales, varias especies de Frailejones, los pajonales, los rosetales o puyas; son frecuentes las rosetas gigantes de especies de Puya las cuales se encuentran en zonas extensas del Páramo del Cobre y zonas aledañas y el bambú paramuno.

  • Sitios de interés

Cascada frente al Páramo Bélgica, Páramos Tamá, Santa Isabel y Banderas, Alto del Táchira, Cueva de los Guácharos.

  • Infraestructura

En el centro de visitantes de Manoba, en el sector de Orocué, se pueden alojar hasta 10 personas. Hay lugar para acampar cerca de las cabañas pero debe llevarse el equipo necesario. En las poblaciones cercanas al parque se pueden conseguir alimentos.

  • Recomendaciones

No olvidar el botiquín de primeros auxilios. Si se planea acampar deben llevarse los equipos y las provisiones. Para visitar los páramos se requiere ropa abrigada, botas de caucho y capa impermeable. Y no olvide no destruya la vegetación y no contamine las fuentes de agua.